OTRO QUE ESCRIBE

OTRO QUE ESCRIBE

martes, 1 de marzo de 2011

58-Esta cargado

Escrito el dia de mi cumpleaños cicuenta y ocho. Año del Señor 2011. El que viene llega la "maldicion Azteca!!"
***************************
La hoja blanca y que decir…
Hoy cumplo 58 años.
Tengo dentro mío demandantes ansiedades, traicioneras angustias y ocasionales alegrías como hace veinte o treinta años.

Solo que aquellas que se consideran vitales como el nacer de los hijos, la enjundia de la pasión o la búsqueda desenfrenada del amor, ya no son mis motores.

 Hoy me mueve la compleja y rica vida de mis hijos, la cambiante relación con mi mujer, la pasión por mi trabajo  y seguir mostrándome a mí mismo que mis ojos celestes y mi sonrisa de lado siguen logrando la mirada de una mujer.

 Me gusta mirar para atrás. El pasado en mi no actúa como una retahíla de recuerdos nostálgicos

 Actúa como lo que fue. Parte de mi vida
Y como lo que es, parte de la actual.

 Fue en el pasado que mis padres me educaron con su concepto de lo bueno y lo malo. Como yo lo he hecho con mis hijos.
 Aunque mis conceptos de bueno y malo no fueron siempre los de mis viejos
 Fue en el pasado donde me crie en una infancia de libros, de descubrimientos, de afán por conocer y saber mas
 En ese pasado donde mi alma solitaria se moldearía para dar tiempo al “rufian melancolico” que seguramente copie de Arlt, sin haberlo leído aun.
 Donde sino en lo ocurrido, podre encontrar este espíritu amante de los desafíos. Selectivo para elegirlos, pero fiero como un malevo para enfrentarlos.
   Desafíos que son retos a mi mismo, combates por mi persona y una masculina sensación de honor.
  Pugnas por la buena pelea, “Pelea la buena pelea de la fe”

 Es hacia atrás donde no solo veo sombras, sino luces.
 Sombras que persiguen por las cuentas no saldadas y luces que muestran el camino de la salida, el sentido de cada pelea.

 No tan solo fantasmas sino presencias. Presencias de seres amados que no están, presencias de sensaciones que aun en su ida siguen vivas y llaman ansiosas a una nueva latencia

 Es allá en el tiempo donde surgió el amor, el deseo  y esa sensación de triunfo en cada beso y abrazo de una mujer. Y donde mi carácter y mis decisiones arrancaron lagrimas dolorosa, pero también sonrisas, pasión, e hijos…

 Fue en el pasado donde un prospecto de ingeniero mecánico, decido entender y amar los secretos del código binario y la lógica booleana para poder escribir en ese lenguaje críptico, ideas, humanas ideas.

 En el ayer aprendí que las buenas peleas tienen reglas y que el deporte de combate permite cristalizarlas, poniendo par a par el desafío y el respeto por aquel al que se le intenta vencer.

 Y en mis veinte, la vehemencia de las ideas, la pasión por la justicia y ese fuego que indigna todavía cuando veo al pudiente despreciar al desposeído.

Casi podría recordar cada día de mi vida estos últimos veinte años. Cada día componiendo años que en su resumen debían brindarme un hecho
El año que nació mi primera hija, el año que decidí cambiar mi carrera, el año que conocí el amor y el que aprendí a ser abuelo.

 Vida intensa. Poco dolorosa para parámetros humanos llenos de miserabilidad y ausencias
 Vida rica. Cristalizada en la descendencia de mi sangre y la sangre de mi sangre que como el tiempo parece entrar a borbotones en mis días

 Son 58 y si algo pudiese decirle a la vida es: GRACIAS

Eso si, Espero  cuando menos otros 58 iguales





No hay comentarios:

Publicar un comentario